Hicieron un homenaje a Jaime Sajnin

aaaaaaaaaaaa

Las áreas de cultura de los municipios de Basavilbaso y Rosario del Tala reconocieron al artista Jaime Sajnin en el marco de la Jornada Cultural “La imagen de la integración”.

Este viernes se realizó en biblioteca popular “Luz Obrera” la Jornada Cultural “La imagen de la integración”, en la que se reconoció al artista Jaime Sajnin.

El reconocido fotógrafo de 84 años habló de la vida y su trayectoria, contó que en Rosario del Tala vivió la infancia, dominada por la pobreza, recordando muy especialmente a su padres. “Él siempre me aconsejó: “tratá cada día de ser un poco mejor”, y mamá -además de las tareas diarias- fue quien nos inculcó la pasión por el arte de la fotografía”, con los rudimentarios elementos que contaba en la casa en los años ’30 en adelante.

Talense de nacimiento Jaime se trasladó a Basavilbaso con solo 23 años, viviendo su vida de fotógrafo en la ciudad del riel, aunque reconoce que su corazón siempre permaneció un poco en Rosario del Tala. Sus otros dos hermanos, también fotógrafos -fallecidos hace tiempo- también tuvieron estudios de fotografía; “Eduardo en Gualeguay y León en Rosario del Tala…recuerdo que le puso de nombre “Foto Estudio Luz y sombra”, precisó.

Distendido y emocionado contó las peripecias que tenían para conseguir materiales y cámaras fotográficas, que la luz del día y una puerta semi abierta usaba su madre para revelar, y que sus hermanos utilizaban como flash, la piedra de magnesio, la cual no siempre era eficaz. Entre las anécdotas recordó que una vez, en un casamiento, después de sacar 10 rollos de fotos, notó una falla en la cámara, que malogró todo el trabajo, pero que lo peor y más difícil fue explicarle a los novios lo acontecido.

Otra anécdota, más risueña, fue cuando a Jaime se le ocurrió -en un casamiento en Santa Anita- discimular la baja estatura del novio, y para sacar una buena pose lo paró sobre un ladrillo.

Jaime dijo amar y extrañar la fotografía, y que lamentó no haber podido trasmitirle eso a su única hija. Mostró su admiración por Pedro Luis Raota, de quien dijo: “el imaginaba la escena y después hacia la foto”. Mostró su vieja ampliadora, reveló algunos secretos del lente, y cantidad de detalles, para deleite de los presentes, que también le realizaron preguntas.

Sajnin llevó algunos cuadros, con retratos de su hija -con quien se va a vivir a Córdoba- y su nieta, “que son la razón de mi vida”, los que eligió como “las destacadas en 74 años con las fotos”.

La ceremonia fue conducida por Miguel Neira, presidente de la Comisión de la biblioteca y un entusiasta de la fotografía, y contó con la presencia de los Intendentes de Rosario del Tala, Hugo Pitura y Gustavo Hein, de Basavilbaso, quienes le entregaron el reconocimiento a Sajnin por su trayectoria, deseándole mucha suerte en esta despedida de Basavilbaso.

Fuente: Rafael Pirolla.

Dejanos tu Comentario

comments